Una oportunidad para los Living Labs y Espacios Sociales de Innovación

5 Jun
(por Ignacio Pérez)

Para aquellos que están familiarizados con los Espacios Sociales de Innovación (ESdI), éstos son espacios en los que se pueden testear estas hipótesis iniciales de negocio, sobre el mercado, e incluso conocer necesidades reales, que bien enunciadas y pulidas se pueden convertir en oportunidades –realmente una necesidad no se convierte en oportunidad hasta que no se enuncia como propuesta de valor en el marco de un modelo de negocio.

Los ESdI aportan información relevante sobre el mercado que un pequeño empresario o un emprendedor puede aprovechar para definir sobre su propuesta de valor, pivotando sobre el cliente-usuario. De esta forma, la entidad que gestiona un ESdI puede aportar la información que realmente necesita el emprendedor para transformarla en una oportunidad. Por analogía, en los Espacios Sociales de Innovación se encuentran diamantes en bruto, que el emprendedor pule –con las herramientas adecuadas, para convertirlo en un diamante, que es la oportunidad de negocio.

Como emprendedor lo que realmente necesito (1) es conocer al cliente y a la competencia, en definitiva, al mercado. Necesito conocer qué necesidades tiene el mercado y enunciarlos en forma de resultados para mi cliente: trabajos que necesita realizar, resultados que tiene que conseguir o limitaciones que tiene que vencer (What Customers Want, A. W. Ulwick, 2005)

Una vez que tengo esta información (2) he de preguntarme entre otras cosas, Quién soy, Qué puedo aportar con mi experiencia / con mi producto para cubrir esas necesidades, Qué aporto que no aportan otros, Cómo lo puedo hacer con los recursos que tengo a mi alcance, Con quién puedo contar –colaboradores.

Adecuando mis capacidades, mi experiencia y mi producto a las necesidades reales aparecen las Oportunidades. (3) Mi propuesta de valor soy yo y cómo puedo ayudar a dar respuesta a esas necesidades.

“Prueba, testea y equivócate pronto”

Ahora es cuando he conseguido enunciar mis primeras hipótesis de negocio –una serie de conjeturas que tienen cierta relevancia porque provienen del mercado. (4) No obstante, he de probar, testar esas hipótesis de negocio, aprender y re-enunciar las hipótesis hasta que el diseño del modelo de negocio tenga las suficientes evidencias de mercado como para que me permitan redactar, ahora sí, un plan de negocio, con el que me sienta a gusto y que sea capaz de comunicar.

Una adaptación de “la generación de modelos de negocio” (A. Osterwalder, 2010) a los Espacios Sociales de Innovación pivota sobre el cliente en lugar de pivotar sobre la proposición de valor. Ahora la proposición de valor se transforma en un “Cómo, con lo que yo sé hacer, con mi producto, puedo ayudar al cliente a resolver o satisfacer una necesidad”.

El Modelo ayuda a adecuar la propuesta de valor a lo que necesita el cliente –poniendo foco en trabajos que necesita que se realicen, resultados o limitaciones que se le presentan con mi producto o mis habilidades –en lugar de centrarla en mi producto o mis habilidades.

Para ver cómo el Yo Emprendedor puede dar respuesta a esas necesidades y diseñar un modelo sobre una oportunidad real no debe olvidar preguntar sobre quién y cómo “otros” pueden esta dando respuesta a esa necesidad.

La proposición de valor que Yo Emprendedor puedo ofrecer ahora al cliente está sostenida sobre una evidencia real. Puedo ahora generar un prototipo de modelo de negocio incluyendo de qué recursos dispongo a mi alrededor para hacerlo –no olvidemos que en estos tiempos, con pocos recursos más que los propios vamos a poder contar, y cuál va a ser nuestro modelo de ingresos.

Esta va a ser nuestra primera hipótesis de partida, que testearemos en el espacio social de innovación con los “clientes”. Tenemos que saber que nuestros clientes entienden lo que proporcionamos, que efectivamente cumple una misión (trabajo, resultados, limitaciones) y si el cliente estará dispuesto a pagar por ese valor, en la forma que hemos enunciado.

Una vez, que hemos testeado las bases de nuestro modelo, podremos proseguir con las siguientes hipótesis sobre el servicio, el modelo de operaciones, para concluir finalmente con el Plan de Negocio –para conseguir esa aprobación de inversores privados o organismos públicos de financiación.

Anuncios

Deja un comentario. Nos ayudará a mejorar. Gracias

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: