Tag Archives: Living Labs

Qué son los Espacios Sociales de Innovación

1 Ago

Por Ignacio Pérez Alcázar

www. comonocomunicacion.es

Los Espacios Sociales de Innovación son ecosistemas donde los usuarios participan de manera activa en los procesos de innovación, de tal forma que adquieren una figura de co-creador, formando así parte efectiva en la sociedad de la información.

Engloban además al resto de figuras que se ven impactadas y beneficiadas directamente de los resultados: empresa, proveedores de tecnología, comunidades de investigación y las administraciones a través de sus representantes.

Espacios Sociales de Innovación

Sesión de Trabajo durante la V conferencia de los Espacios Sociales de Innovación.
Los Santos de Maimona, 2012.

Los Espacios Sociales de Innovación suponen una innovación metodológica en la que los ciudadanos en sus entornos reales (rurales o urbanos) y en su contexto (turismo, industrial, empresarial o social) participan en las distintas fases de los procesos de innovación y de desarrollo: desde la definición de objetivos hasta su validación y experimentación, pasando por la definición, diseño y creación conjunta.

Uno de los ejemplos más significativo de lo que es un Espacio Social de Innovación es el pueblo de Abla, en Almería, al pie de Sierra Nevada, donde además se ha de celebrar el VI Congreso De la Red de Espacios Sociales de Innovación.

Para más información:

www.espaciossociales.es

La VI Conferencia de Espacios Sociales de Innovación 2013 mostrará las experiencias y mejores prácticas de los distintos Espacios Sociales de Innovación de la Red y dará a conocer estos espacios como son: espacios de innovación y de transformación sociales, haciendo tangible lo que en esencia es intangible.

ESDI Conferencia Abla

Ya se encuentra disponible el Cuestionario para que nuevas organizaciones se unan a la red. El plazo cierra el martes 17 de septiembre!

También se encuentra abierto el registro de inscripción para la VI Conferencia de Espacios Sociales.

Anuncios

Opportunity for SME and Entrepreneurs in LLabs and Social Spaces of Research and Innovation

17 Jul

Social Spaces for research and Innovation (SSRI)

By Ignacio Pérez Alcázar

www. comonocomunicacion.es

For those familiar with the Social Spaces of Research and Innovation (SSRI), they are spaces where testing initial business hypotheses on the market, and even gathering real needs, which can become opportunities –in reality a need doesn’t become into an opportunity until it is expressed as a value proposition in the context of a business model.

The SSRI provides relevant information on the market a small business owner or entrepreneur can tap on to define its value proposition, pivoting on the client-user. Thus, the entity that manages an SSRI may provide the information you really need the entrepreneur to transform it into an opportunity. By analogy, in Social Innovation Spaces are rough diamonds, polished-the entrepreneur with the right tools to turn it into a diamond, which is the business opportunity.

As an entrepreneur, what I really need (1) is to know the customer and competition, hence, the market. I need to know what are the market needs and to state them in terms of outcomes for my client: work you they need to be done, outcomes they have to get, or limitations that must be overcome (What Customers Want, A.W. Ulwick, 2005)

Once I have got this information (2) I wonder, among other things, Who am I, what can I contribute with my experience / with my product to meet those needs, what do I provide that do not add others, How can I do it with the resources I have got, Who can I take into account with –collaborators.

Adapting my skills, my experience and my product to the real needs, the opportunities appear. (3) My value proposition is I, and how I can help answer those needs.

“Test, test and fail as soon as possible”

Now I have stated my first business hypothesis –a series of conjectures that have got relevance because they come from the market. (4) However, I have to test these business hypotheses, learn and re-state the hypothesis until the business model design has sufficient market evidences to allow me to write, now, a business plan, which I feel comfortable with and capable to communicate.

A cover of the “generation of business models” (A. Osterwalder, 2010) to the Social Spaces of Research and Innovation pivots on the customer instead of pivoting on the value proposition. Now the value proposition becomes a “How I can help the customer to solve or satisfy a need, with my product / my service / or my Know How.”

The model helps to match the value proposition to the customer needs, focusing on jobs that need to be made, outcomes and constraints, with my product or my skills, rather than focus it on my product or my skills.

To realize how I, the entrepreneur, can provide an answer to these needs and design a model on a real opportunity, I must not forget to ask about who and how “others” are giving a solution to this need.

Now, the value proposition that I, the Entrepreneur, can offer to customers is supported on real evidences. I can now generate a business model prototype including what resources I have got around me to do it (we cannot forget that, in these times, we just can count with few resources apart of my own resources) and finally, what our revenue streams model will be.

This will be our first hypothesis, which we’ll test in the social space of research and innovation with “customers”. We have to know that our customers understand what we provide –the value proposition, which actually comply a mission (work, outcome, constraint) and whether the customer is willing to pay for that value, as we have stated.

Once we have tested the basis of our model, we can proceed with the following assumptions about the service –the service design, so that we can write the production/operations model, concluding finally with the business plan –to get the approval of private investors or funding agencies.

Una oportunidad para los Living Labs y Espacios Sociales de Innovación

5 Jun
(por Ignacio Pérez)

Para aquellos que están familiarizados con los Espacios Sociales de Innovación (ESdI), éstos son espacios en los que se pueden testear estas hipótesis iniciales de negocio, sobre el mercado, e incluso conocer necesidades reales, que bien enunciadas y pulidas se pueden convertir en oportunidades –realmente una necesidad no se convierte en oportunidad hasta que no se enuncia como propuesta de valor en el marco de un modelo de negocio.

Los ESdI aportan información relevante sobre el mercado que un pequeño empresario o un emprendedor puede aprovechar para definir sobre su propuesta de valor, pivotando sobre el cliente-usuario. De esta forma, la entidad que gestiona un ESdI puede aportar la información que realmente necesita el emprendedor para transformarla en una oportunidad. Por analogía, en los Espacios Sociales de Innovación se encuentran diamantes en bruto, que el emprendedor pule –con las herramientas adecuadas, para convertirlo en un diamante, que es la oportunidad de negocio.

Como emprendedor lo que realmente necesito (1) es conocer al cliente y a la competencia, en definitiva, al mercado. Necesito conocer qué necesidades tiene el mercado y enunciarlos en forma de resultados para mi cliente: trabajos que necesita realizar, resultados que tiene que conseguir o limitaciones que tiene que vencer (What Customers Want, A. W. Ulwick, 2005)

Una vez que tengo esta información (2) he de preguntarme entre otras cosas, Quién soy, Qué puedo aportar con mi experiencia / con mi producto para cubrir esas necesidades, Qué aporto que no aportan otros, Cómo lo puedo hacer con los recursos que tengo a mi alcance, Con quién puedo contar –colaboradores.

Adecuando mis capacidades, mi experiencia y mi producto a las necesidades reales aparecen las Oportunidades. (3) Mi propuesta de valor soy yo y cómo puedo ayudar a dar respuesta a esas necesidades.

“Prueba, testea y equivócate pronto”

Ahora es cuando he conseguido enunciar mis primeras hipótesis de negocio –una serie de conjeturas que tienen cierta relevancia porque provienen del mercado. (4) No obstante, he de probar, testar esas hipótesis de negocio, aprender y re-enunciar las hipótesis hasta que el diseño del modelo de negocio tenga las suficientes evidencias de mercado como para que me permitan redactar, ahora sí, un plan de negocio, con el que me sienta a gusto y que sea capaz de comunicar.

Una adaptación de “la generación de modelos de negocio” (A. Osterwalder, 2010) a los Espacios Sociales de Innovación pivota sobre el cliente en lugar de pivotar sobre la proposición de valor. Ahora la proposición de valor se transforma en un “Cómo, con lo que yo sé hacer, con mi producto, puedo ayudar al cliente a resolver o satisfacer una necesidad”.

El Modelo ayuda a adecuar la propuesta de valor a lo que necesita el cliente –poniendo foco en trabajos que necesita que se realicen, resultados o limitaciones que se le presentan con mi producto o mis habilidades –en lugar de centrarla en mi producto o mis habilidades.

Para ver cómo el Yo Emprendedor puede dar respuesta a esas necesidades y diseñar un modelo sobre una oportunidad real no debe olvidar preguntar sobre quién y cómo “otros” pueden esta dando respuesta a esa necesidad.

La proposición de valor que Yo Emprendedor puedo ofrecer ahora al cliente está sostenida sobre una evidencia real. Puedo ahora generar un prototipo de modelo de negocio incluyendo de qué recursos dispongo a mi alrededor para hacerlo –no olvidemos que en estos tiempos, con pocos recursos más que los propios vamos a poder contar, y cuál va a ser nuestro modelo de ingresos.

Esta va a ser nuestra primera hipótesis de partida, que testearemos en el espacio social de innovación con los “clientes”. Tenemos que saber que nuestros clientes entienden lo que proporcionamos, que efectivamente cumple una misión (trabajo, resultados, limitaciones) y si el cliente estará dispuesto a pagar por ese valor, en la forma que hemos enunciado.

Una vez, que hemos testeado las bases de nuestro modelo, podremos proseguir con las siguientes hipótesis sobre el servicio, el modelo de operaciones, para concluir finalmente con el Plan de Negocio –para conseguir esa aprobación de inversores privados o organismos públicos de financiación.

II CONFERENCIA INTERNACIONAL SOBRE ESPACIOS SOCIALES DE INNOVACIÓN

4 Jun

A finales del mes de mayo, asistimos a la 2ª Conferencia Internacional de Espacios Sociales de Innovación –o quinta desde su comiennzo en 2008,  celebrada en las instalaciones del Espacio Social de Innovación Industrial, MAINOVA, en la localidad de Los Santos de Maimona en Badajoz. El escenario era excelente, durante su desarrollo disfrutamos ya no solo de unas intensas jornadas de trabajo sino también, del calor de su  gente, de su gastronomía  y especialmente de su entorno lleno de historia y emblemática naturaleza.

 

En una mañana que invitaba más al paseo que a estar en una sala, llegamos a la sede del congreso, el ESdI Mainova, un espacio de encuentro y participación, referente a nivel regional, nacional e internacional, que desarrolla su trabajo a favor de la mejora de la calidad de vida de la localidad, y que cuenta con la participación de grupos e instituciones públicas y privadas.

Pronto nos metimos en el interés de los contenidos y ¡se nos olvido el día que hacia fuera!,  pues ya en el acto inaugural estaba lleno de optimismo y naturalidad. Se destacó que para innovar es necesario cooperar además de señalar  como Mainova es un Espacio de Innovación tangible, entre otros, por el alcalde de la localidad, sede del congreso, d. Manuel Lavado Alonso o el director general de Innovación y Modernización Tecnológica del Gobierno extremeño, d. Alejandro Hernández  Renner.

Una vez recordada la cronología de los diferentes congresos anteriores, Lorena Bourg co-coordinadora de los ESdIs, nos invitaba a escuchar la serie de ponencias preparadas sobre el posicionamiento actual y la estructura de los ESdIs (Espacios Sociales de Innovación), y aspectos tan interesantes como la situación económica y el modelo de Innovación Social desde diferentes puntos como la financiación, comunicación o  jurídico, entre otros.

Con gran afluencia de público, en la mañana disfrutamos de tres ponencias con diferentes visiones de los Espacios Sociales de Innovación. Las tres coincidieron en el valor de las personas y en su participación en los Espacios Sociales.

Una de las conferencias más animadas e interesante corrió a cargo del Profesor Don Antonio Rodríguez de las Heras,  director del Instituto de Cultura y Tecnología de la Universidad Carlos III de Madrid, que hizo una amplia exposición de los motivos de la situación económica en Europa y su influencia en los Espacio Sociales y en la innovación. Expuso que actualmente vivimos  una catástrofe, que no una crisis. Respecto a la Innovación, afirmó que el espíritu de la innovación está en la propia incertidumbre de construir el futuro. Finalmente, sobre los Espacio Sociales, apuntó que “la sociedad innovadora vive y gestiona constantemente la incertidumbre”.

Mariano Navarro, gerente en el Grupo Tragsa, coincidió también en que los ESdIs son la única forma de conseguir innovación y en ésta la sociedad tiene que tener un papel muy activo en los espacios sociales, además que, el Smartcities abre barreras y brecha digital con las zonas-no-cities.

Por último, el gerente del Parque Tecnológico de Extremadura, Francisco Pizarro –o Paco Pizarro como él mismó apuntó, en su intervención, dijo que los ESdIs son la solución creativa a los problemas sociales y que hay que ver  la innovación como proceso y como resultado a la vez para un cambio social.

La segunda parte del Congreso estuvo organizado en mesas de trabajo donde la participación de miembros de los Espacios Sociales de varias CC.AA. estuvo muy presente. En estos encuentros se entablaron diálogos muy intensos en los que se comentaron ideas tan interesantes como, la  coincidencia, por parte de todos los componentes de considerarlos espacios de conexión de talento -innovar hasta en el servicio a la sociedad. Todos estaban de acuerdo en hay que comunicar la idea intangible y convertirla en proyecto, quedando patente la necesidad de crear una estrategia de comunicación para darlos a conocer al gran público. Por ultimo, y no menos importante, se expuso una de las de las ventajas mas importantes de los ESdIs que es la democratización en el acceso a la ciencia y tecnología.

Como conclusión de esta 2ª Conferencia Internacional de Espacios Sociales de Innovación, se señaló la garantía de una innovación continuada en la que el ciudadano es protagonista del proceso de co-creación, además de comprometerse a crear  nuevos modelos de relaciones entre la sociedad, instituciones y empresas. Por otro lado, quedó patente el interés y la armonía entre todos los asistentes  de seguir avanzado por este camino.

Ya por último, se anunción que Abla –en la Alpujarra almeriense, sería la sede para el III Congreso Internacional de Espacios Sociales de Innovación.